Sensación de libertad, control e ilusión sin compromiso

Publicado por

Me quedo con ese juego de conceptos. Es, resumen, el conjunto de sensaciones que cautivan a los “nativos digitales”, es decir, los jóvenes que sólo han vivido la era Internet, las redes sociales y la sociedad del conocimiento. Es lo que piensan, lo que sienten -¿sentimos?- los adolescentes -y los que no lo son tanto- a la hora de enfrentarse al submundo de las nuevas tecnologías en su vertiente de ocio y relaciones virtuales.

En mi trabajo semanal por fortuna me tocó entrevistar a la doctora Trinidad Núñez, profesora de Psicología Social en la Facultad del ramo de la Universidad de Sevilla. Con pies de plomo, midiendo los términos y con un fin didáctico -como no podía ser de otra manera-, Trinidad desglosó sin ser ninguna experta en la específica materia lo que opinaba sobre las nuevas formas telemáticas de relacioón de los jóvenes.

Se informó y se informó bastante bien. Me parece que acertó en todas y cada una de sus apreciaciones. Por eso comparto con todos ustedes, algunas de las ideas que por falta de espacio no pude incluir en las noticias que elaboré para televisión.

Teresa Núñez asegura:

“En este medio -internet- se crean relaciones intensas, rápidas y abiertas. Permite que se establezcan tanto de manera sincrónicas (en el momento) como de manera asincrónicas (demorando las respuestas). Promueve una sensación de libertad, control e ilusión”.

“Este medio provoca que personas con ansiedad social (personas a las que les cuesta relacionarse); que personas solas o que tienen un mal manejor de su tiempo, pueden encontrarse contra gente que comparte ideas y aficiones”.

“Posibilita que personas inquietas puedan conocer gente o intimar con ellas”

” Hay que valorar dos componentes en este nuevo medio: la velocidad y la accesibilidad. El compromiso es mínimo. A estas relaciones se les puede aplicar la ley gestática “del cierre”. Los mensajes que intercambian son naturalmente cortos. La persona que los recibe los completa según sus propios intereses e ideas. Se llega a decir tan poco qu ela persona que recibe el mensaje lo ajusta a sus intereses. Esto hace que la complicidad sea grande y la persuasión también. Es como si fabricas tu “otro” ideal. Una persona se puede crear su colega ideal”.

Está dando el clavo y metiendo el dedo en la llaga. Pero hay más.

“Se habla de infidelidades virtuales como más dañinas que las infidelidades “clásicas” porque se producen no sólo a nivel afectivos sino a nivel cognitivo. Hay mucho de idealización, de seducción cognitiva, de enganche psicológico”.

“Estas relaciones ofrecen ventajas psicológicas. Hay estudios que demuestran que personas estigmatizadas por razón de sexo o ideología llegana la autoaceptación apoyándose en grupos virtuales. Y a partir de ahí pueden revelar su identidad oculta a familiares y amistades”.

“Detrás del anomnimato puede haber personas groseras, inestables o con psicopatologías… que pueden hacer daño psicológico o traspasarlo y llegar a hacer daño físico”.

“También se habla que personas que viven mal la soledad que están deprimidas pueden hace un uso insano d einternet. Y no al revés, que internet propicie la soledad o la depresión. Es decir, que internet no sería la causa sino la consecuencia”.

“Dos de cada tres internautas que intima tiene la necesidad de ver a la otra persona”.

“Los nativos digitales tienen un comportamiento común: ortografía propia; agilidad y una destreza clarísimas con los códigos; establecen diálogos simultáneos; comparten emociones”.

“Hay que decirle a los jóvenes que actúen con cautela, es decir, que cuiden la información que se da a y valoren la que les piden. Sin son datos demasiados personales, es más razonable esperar a contestar y comentarlo con otra persona”.

“Para saber en qué medida se puede estar enganchado a la red, también hay que preguntar a los jóvenes lo siguiente:

  • ¿Piensas permanentemente en la ñultima conexión que has hecho o en la que vas a hacer?
  • ¿Te parece poco el tiempo en el que estas conectado?
  • ¿Haces esfuerzos por reducir el tiempo de conexión?
  • ¿Te quedas más tiempo conectado de lo que inicialmente habías previsto?
  • ¿Has mentido sobre el uso que haces de la Red?
  • ¿Has preferido estar conectado a hacer otra actividad o trabajo?”

A la familia, los consejos de la Consejería de Educación.

Ágil, aguda, perspicaz y muy certera. Creo que todos estas ideas pueden hacer reflexionar tanto a padres como a hijos sobre el uso “sano” de las sabrosas, cautivadoras y potentes herramientas que pone a nuestra disposición la red de redes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s