300

Publicado por


A través de un familiar, entre mis manos he logrado manejar el comic que inspiró la reciente película “300”. Frank Miller y Lynn Varley son los autores. Lo edita Norma Editorial. Costó en su día 2.500 pesetas.

Para quienes aún no hayan visto la peli, 300 narra la historia de la batalla de Las Termópilas. Leónidas, rey de Esparta, toma el valle de Las Termópilas, un angosto desfiladero de unos 12 metros de anchura (actualmente más de un kilómetro debido a la erosión.

Allí esperó a los persas un ejército compuesto por 300 hoplitas espartanos. Se enfrentaron a un ejército persa de entre 250.000 y un millón de soldados liderados Por Jerjes I

Cuentan los escribas griegos que Jerjes, al toparse con los soldados griegos, pese a la advertencia de Demarato consideró inverosímil que un ejército griego tan pequeño fuese a plantar cara al suyo.

Fila tras fila los persas se estrellaron contra las lanzas y escudos espartanos. Leónidas y sus hombres se opusieron a las oleadas de soldados enemigos con un número mínimo de bajas, mientras que las pérdidas de Jerjes —aunque minúsculas en proporción a sus fuerzas— suponían un golpe para la moral de sus tropas. Durante las noches, Leónidas solía decirles a sus hombres.

Frustrado e impaciente, Jerjes envió al frente a sus diez mil Inmortales, su fuerza de élite, llamados así porque cada vez que un Inmortal caía, otro corría a reemplazarlo, manteniéndose en la cantidad fija de diez mil hombres. Sin embargo, los resultados fueron los mismos. Los persas morían a cientos, la moral del ejército decaía y los griegos no mostraban signos de cansancio. La batalla continuó de esta forma durante tres días. Fue entonces cuando Jerjes, abatido, recibió la ayuda que necesitaba.

Una traición de un amorfo y rencoroso especimen acabó con la esperanza y la gesta griega mostrando el escondido camino que conducía a la retaguardia. Y acabó todo. Los valerosos 300 hombres dieron su vida por Esparta y la leyenda continúa hoy, en candelero tras la citada película.

One comment

  1. ¡¡Espartanos!! ¡¡¡Desayunad bien porque esta noche cenaremos con Plutón en el infierno!!! Creo que esa fue la frase. !Viva la épica! También recuerdo: “Soy Máximo Meridio. Marido de una mujer muerta, padre de un hijo asesinado. Y alcanzaré mi venganza en esta vida o en la otra”… De Gladiator! ¡Viva la épica!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s